Escribir código como poesía

Desde hace un tiempo, una frase recorre mi cabeza: “Code is poetry”. Tal vez la hayan visto en WordPress o, quizás, la han observado al pie del sitio de WordPress en español: “El código es poesía”.

Como docente, he comenzado varias clases, citando la importancia de este concepto. ¿Por qué? Sencillamente porque define, en gran medida, lo que está ocurriendo hoy en día en la Web.

Lejos de las luminarias de los grandes proyectos multimedia, el código es el que sostiene la estructura de las páginas Web. HTML sigue siendo el lenguaje base que interpretan los navegadores y con la llegada de su versión 5, se refuerza un concepto que fue concebido desde el principio de la World Wide Web: la semántica.

Sí, la Web Semántica que soñó Tim Berners-Lee y que hoy en día comienza a brillar en nuestros navegadores, actualizaciones de browsers mediante, es parte de esta etapa “más poética” de la Web.

La semántica es fundamental y será parte importante de mi próximo libro y también he escrito sobre ella para la revista  Digital Design. En esta oportunidad también quiero resaltar la poesía del código.

Al escribir una página Web, desde la base, lo que debemos pensar siempre es: escribir un código correcto para que el navegador lo interprete sin problemas, brindar las características necesarias para favorecer el rastreo por parte de los buscadores y ofrecer una estructura que pueda ser legible por nosotros u otros desarrolladores que deban trabajar con el código que preparamos. Claro que el usuario importa, y mucho, y para él debemos pensar en una combinación del “todo” en nuestro desarrollo y en el diseño. Nuestros proyectos deben estar enfocados en que el visitante pueda recorrer el sitio sin dificultadas y que, en lo posible, desee volver.

Pero volviendo a la frase que inspira estas líneas, la poesía en el código se ha convertido en un verdadero estandarte para los tiempos actuales en el desarrollo Web. Significado y poesía son parte fundamental de la esencia que se respira en la estructura de la nueva Web. No olvidemos el propósito de nuestra poesía y dotemos de significado a los versos.

Publicado el por

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *